Trabajo desde una visión global del ser humano y una perspectiva ecléctica e integradora de las técnicas psicológicas. Me adapto a las necesidades de cada paciente pues cada ser humano y cada problemática son únicos y merecen ser tratados de forma personalizada.

Una técnica puede ser más adecuada que otra en función de la persona y de la necesidad que presente; no es lo mismo tratar la ansiedad que una depresión o un problema de inseguridad y falta de autoestima, por ejemplo. Pero el objetivo siempre es conseguir equilibrio y bienestar en su vida. 

Terapia cognitivo conductual

Es una de las técnicas terapéuticas más usadas y más eficaces en la resolución de muchos problemas psicológicos. Esta corriente considera que el ser humano es un todo, en el que se interrelacionan pensamientos, emociones y conductas. Lograr un cambio en uno de estos aspectos permite modificar los demás.

El objetivo de esta terapia es ayudar a la persona a cambiar los pensamientos disfuncionales, que están en la base de su problema, y sustituirlos por otros más positivos y adecuados. De esta forma, conseguimos mejorar su estado de ánimo y su conducta.

Terapia sistémica

Terapia sistémica

Utilizo la Terapia Sistémica, en algunas ocasiones, como complemento de otras técnicas. Con ella analizo la dinámica de los procesos de comunicación y las interacciones entre los miembros de un sistema, por ejemplo, una familia, una pareja o un grupo de trabajo. Se ha demostrado que las alteraciones en las interacciones y patrones de comunicación de un grupo humano pueden causar trastornos y disfunciones en uno o varios de sus miembros.

Psicoterapia Humanista

Psicoterapia Humanista

Esta corriente psicológica confía en el potencial interno de transformación del ser humano. Considera que toda persona tiene posibilidades de desarrollo y evolución, si toma conciencia del problema y asume la responsabilidad en el cambio y mejora de su vida.

La Psicología Humanista permite a las personas profundizar en sus conflictos y dificultades, y con ayuda del terapeuta, tomar conciencia de ellos y poder desarrollar sus propios recursos para afrontarlos.

El objetivo es que el paciente reconozca los comportamientos que le perjudican, y logre cambiarlos para sanar heridas, aceptarse, quererse, tomar buenas decisiones, ser más libre y disfrutar la vida.

Visualizaciones guiadas

Visualizaciones guiadas
A través de las visualizaciones guiadas recreamos en la imaginación, situaciones que generan en las personas ansiedad, miedos o inseguridad en un entorno protegido. Las visualizaciones nos permiten revivir emociones y enfrentarnos a ellas con más calma. También nos ayudan a proyectar cambios que queremos conseguir en nuestra vida y motivar así al paciente para lograr un objetivo o realizar un cambio de hábitos.

Técnicas regresivas
Algunos trastornos psicológicos tienen su base en un suceso que ocurrió en el pasado del paciente pero que ha relegado a su subconsciente para protegerse. Esta técnica nos permite remontarnos al origen del problema en un entorno controlado, descubrir las causas del trauma y poder cambiar y liberar los aspectos emocionales asociados a ese suceso.

Relajación
El objetivo de esta técnica es conseguir un estado de tranquilidad, calma interior y bienestar en la persona. Existen diferentes técnicas y se usa para tratar diversos trastornos, siendo especialmente útil para tratar los problemas de ansiedad.